IVF

Chasing Dreams

Cómo domar la Fiebre de su hijo

Si su hijo sufre de fiebre, querrá hacer todo lo que pueda para aliviar la incomodidad del niño. Estos son algunos consejos para ayudar a bajar la fiebre.

Lleve a su hijo al médico

No siempre es necesario llevar a su bebé al pediatra. La fiebre en los niños es una afección normal que se puede tratar en casa. Sin embargo, hay circunstancias especiales en las que se necesita la ayuda y asistencia de un médico de niños. Si observa alguno de los siguientes signos, haga una cita con el pediatra de su hijo.

  • Su bebé es menor de tres meses
  • Su bebé tiene entre tres y cinco meses de edad y tiene una temperatura de aproximadamente 101 o incluso más
  • Su bebé tiene una temperatura de 102 y tiene aproximadamente seis meses de edad
  • Si su bebé sufre de otros síntomas: ¿La piel de su bebé se vuelve púrpura o azul? ¿La fiebre del bebé se ha ido por días? ¿Su bebé tiene problemas para respirar?

Compruebe si tiene estos síntomas para saber si necesita llevar a su bebé al médico. Otras señales de alarma que debe saber incluyen: si su bebé tiene dolor de garganta junto con fiebre, eso podría ser un signo de infección por estreptococos o incluso una infección de oído. Si la fiebre se desarrolla con un sarpullido o si su bebé tiene manchas moradas que parecen un moretón, eso podría ser meningococcemia. Ir al médico de inmediato si ese es el caso.

Dé un baño

Un baño puede ayudar a enfriar a su bebé y a que le baje la temperatura. Sin embargo, usa agua tibia. No se recomienda el agua fría o caliente.

Ofrézcale líquidos adicionales

Dele paletas de helado a su hijo. El helado también puede ser genial. El yogur para bebés puede funcionar si a los tuyos les gusta. Darle a su hijo golosinas congeladas ayudará a bajar la temperatura.

Administre medicamentos

Asegúrese de ver o preguntar a su médico antes de administrar medicamentos a su hijo. Algunos médicos sugieren que deje que su hijo tome dosis alternadas de paracetamol e ibuprofeno. Sin embargo, asegúrese de preguntarle a su pediatra sobre la dosis y los horarios adecuados para prevenir una sobredosis.

Conclusión

Lidiar con una fiebre no tiene que ser aterrador. Saber qué hacer cuando suceda lo ayudará a tomar las decisiones correctas, evitará que entre en pánico y reducirá la incomodidad de su bebé. Obtenga más información consultando a nuestros pediatras en Pediatrix para obtener asesoramiento sobre el tratamiento de la fiebre en niños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.